La esperanza cumplida triunfará. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo

La esperanza cumplida triunfará

Carta semanal. 5 de octubre de 2017

En estas líneas de mi carta semanal, muchos temas han ido apareciendo. Es un modo de acercarme a los católicos asturianos y a cuantos tengan a bien leerme. Una carta amistosa y fraterna, considerando asuntos diversos al hilo de nuestra tradición cristiana, temas eclesiales y diocesanos, culturales y sociales. En estos días era obligado decir algo ante lo que sucede en Cataluña, esa querida región de España. No lo hago en clave política, que no me corresponde, pero sí desde una preocupación ciudadana y mi responsabilidad pastoral ante algo que nos toca muy de cerca, cuando los hechos y sus antecedentes están basados en una calculada inmoralidad y una inaceptable ilegalidad.
Sigue leyendo

DOMINGO XXVII T.O. Mons. Francisco Cerro. Obispo de Coria-Cáceres.

DOMINGO XXVII DEL TIEMPO ORDINARIO

FRUTOS

Esta parábola de los viñadores homicidas es la única parábola donde Jesús narra su pasión con todo tipo de detalles. Es la pasión contada por el protagonista.

No se puede entender la vida de Jesús sin su muerte, sin su pasión y sin su resurrección, sin la pasión por su viña, que es Israel, que es la Iglesia, que es toda la humanidad, que somos cada uno de nosotros.
Sigue leyendo

Lectio divina Domingo XXVII T.O. –A- Mateo 21,33-43

Lectio divina

Domingo XXVII T. O. Ciclo A

Mt. 21. 33-43

8 Octubre 2017

¿Qué más puedo esperar de Ti, Padre?

Toda mi vida, desde antes de nacer,

está diseñada y realizada en el Amor.

Tú, Padre, no puedes dejar de amarnos.

Y, aunque nosotros seamos tus viñadores ingratos,

Tú siempre nos envías profetas, sacerdotes, hermanos

y ¡hasta tu propio Hijo!, para regresar a tu inmenso Amor.

¡Gracias, Padre! ¡Gracias, Jesús!
Sigue leyendo

Cuentas de otoño, por la cuenta que nos tiene. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo.

Cuentas de otoño, por la cuenta que nos tiene

Carta semanal. 28 de septiembre de 2017

    Había pensado escribir sobre el tema que nos tiene a todos preocupados cuando hay una amenaza de ruptura en ciernes, de insidia colmada, de mucha mentira y demasiado tejemaneje con intereses inconfesados. El mensaje que acabamos de dar en la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, es lo que suscribo y a él me remito, pues estuve presente en su redacción. Hoy hablaré de otra cosa.
Sigue leyendo

DOMINGO XXVI T.O. Mons. Francisco Cerro. Obispo de Coria-Cáceres.

DOMINGO XXVI DEL TIEMPO ORDINARIO

PROSTITUTAS

El Señor es siempre bueno y es siempre desconcertante porque nos introduce en la lógica del don del Amor, de la coherencia que tanto nos cuesta. Estos dos hijos representan dos actitudes del corazón humano ante el amor de Dios. Reaccionan de distinta manera. Uno dice alegremente que sí, pero la dificultad del camino le hacen vivir y decir en la práctica que no. El otro, quizás basándose en que miraba demasiado sus propias fuerzas, dice que no. En el fondo, partía de su propia realidad de pecados. Pero al final vive el “Todo lo puedo en Aquel que me conforta” y fue un sí porque cumplió con la voluntad del Padre. Quizás, contando con su propia pobreza de alma para seguirlo cumpliendo su voluntad. Se confió plenamente a sus planes y, al final, el Señor alabó el que partiendo de su propia pobreza se lanzó a cumplir la voluntad de Dios y a saber que nadie ni nada nos podrán quitar el Amor de Jesús. Sin ese Amor de Cristo no podemos cumplir su voluntad. Nuestra vida está siempre envuelta en nuestra respuesta a Cristo, donde nos jugamos todo.
Sigue leyendo

BAUTISMO DE UN ADULTO

 

BAUTISMO DE UN ADULTO


Liliana Mititelu es una mujer rumana de origen y ortodoxa de religión, que llegó a España hace años. En el mes de octubre de 2015 se presentó en la parroquia de san Agustín acompañada de una amiga para pedir la “plena comunión con la Iglesia Católica”. Cuando el párroco le preguntó por qué quería ser católica, sin dudarlo un instante, contestó que cuando entraba en una iglesia acompañando a alguna amiga que iba a misa, ella se sentía muy bien allí, pero le daba pena no poder comulgar: “Quiero a Jesús y siento que mi vida sería más plena, más feliz, comulgando en la misa”. Sigue leyendo