La oración en familia IV: A partir del andar independiente

La oración en familia IV: A partir del andar independiente

LUIS M. BENAVIDES


La oración con el niño, la oración del niño.

A lo largo de este último período que hemos analizado, las posibilidades de oración del niño han ido creciendo, conjuntamente con el desarrollo del lenguaje y la toma de conciencia progresiva de su personalidad. Los adultos juegan un papel todavía más importante, en cuanto el niño es, cada vez más, capaz de Dios.

Los adultos son mucho más aptos de lo que creen para reestablecer una vida de relación con Dios a partir de las experiencias en torno a sus propios hijos. Es cierto que muchos no saben cómo rezar o qué palabras decir, pero como decíamos antes: a rezar se aprende rezando. ¡Tengan la plena confianza que el Espíritu les indicará qué decir o hacer! La oración siempre es una fuente de bendiciones para todos.

La tarea de los padres consistirá esencialmente en vivir ellos mismos su fe de la manera más sencilla y lógica posible, contagiando a sus hijos el amor por Dios y la necesidad de hablar con Él. Por lo tanto, es muy importante que los hijos participen en la oración de sus papás. Todos los demás adultos que rodean al niño (abuelos, tíos, padrinos, etc.) también pueden desempeñar un cometido mucho más profundo, en la medida en que ellos mismos entren en relación amorosa con el Señor.
Sigue leyendo

La oración en familia III: Desde el nacimiento hasta el andar independiente

La oración en familia III: Desde el nacimiento hasta el andar independiente

LUIS M. BENAVIDES


La oración por el niño, la oración delante del niño, el comienzo de la actividad orante del niño

Hasta el momento del parto, según vimos, los padres y restantes miembros de la familia oraban por el niño. De ahí en más, van a poder formular su oración delante del mismo. Los padres “prestan” al bebé sus labios, sus manos y su cuerpo entero para expresar en su nombre la oración que suscita en ellos el Espíritu Santo. Cuando los padres oran con y por sus hijos, oran en el nombre de ellos; al margen de la estrecha relación consciente-inconsciente entre madre e hijo. La irradiación de su contacto con Dios actúa sobre el niño, orientándolo en silencio hacia Él. La oración en silencio es un manantial de gracia para el niño.

Por otra parte, existen algunos medios que pueden favorecer la oración en estas edades tempranas. La oración de los padres se ve complementada con la búsqueda de todo aquello que pueda ayudar a aproximarse a una vida orante. Hay dos sentidos particularmente ricos a este respecto: la vista y el oído.
Sigue leyendo

La oración en familia II: Oraciones por el niño que ha de nacer

La oración en familia II: Oraciones por el niño que ha de nacer

LUIS M. BENAVIDES


Como continuación de la columna anterior, presento una serie de oraciones por el niño que ha de nacer, que pueden ser compartidas en familia. Para realizar estar oraciones con los niños es conveniente hacerlas en un momento de serenidad y paz. Sin prisas y con la devoción necesaria para que sean un reflejo de lo que pasa en el interior. Al empezar, realizar siempre una lenta y ceremoniosa señal de la cruz, lo mismo que al terminar. Pueden intercalarse canciones religiosas apropiadas para niños, intenciones libres y momentos de silencio para la oración silenciosa o personal.
Sigue leyendo

La oración en familia I: La oración por el niño que está por venir

La oración en familia I: La oración por el niño que está por venir

LUIS M. BENAVIDES


Decididamente en el tema de la iniciación en la oración de los niños pequeños, los padres y demás familiares cercanos desempeñan un papel fundamental. Hasta diría que sin su participación, los intentos de iniciarlos en el camino de la fe son muy arduos; sobre todo, en los primeros años de vida.

Toda la familia, especialmente, los papás, tienen un rol y un protagonismo indelegable, ya que para muchos de los niños, ellos son un reflejo de la imagen de Dios. Muchos papás sienten que sus hijos son un especial regalo que Dios les confió. La base de la oración de los niños está dada más por una relación personal con su Dios que por fórmulas u oraciones; relación que se palpa y contagia desde pequeños por la actitud de sus padres.
Sigue leyendo

La fe, producto de la vida familiar

La fe, producto de la vida familiar


Personalmente, sé que mi fe ha sido producto de mi vida familiar. Recuerdo muy vivamente momentos y experiencias en las que diversas situaciones se ponían siempre en relación con Dios.

«Religión=Relación» con un Ser que nos transciende, que en nuestro caso es Abba, el Dios que Jesucristo nos ha enseñado. Esta fe o confianza radical en Dios afianzada desde los primeros años de vida y desde las situaciones cotidianas en el hogar, hace que la fe sea una fe sólida y enraizada desde la vida, como todo lo que se aprende desde casa y en los primeros años.
Sigue leyendo

Nuevos Materiales para la Pastoral Bautismal

Presentación de Power Point y pdf, para la Pastoral Bautismal

En el mes de noviembre el Secretariado de Catequesis ofreció a la Diócesis para la pastoral bautismal dos folletos: “Pastoral del Bautismo de niños. Libro del catequista“, y “Pastoral del bautismo de niños. Libro de los padres“.

La petición del sacramento del bautismo por parte de los padres para su hijo es una ocasión muy especial de acercamiento a la Iglesia y a la fe. Aunque pueden ser muy diversas las motivaciones de esta petición, la parroquia, a través de los agentes de pastoral bautismal deberá cuidar esta ocasión de encuentro dándole un estilo misionero y evangelizador, ya que encierra para ellos una posibilidad de abrirse a la fe en Jesucristo o de renovarla si ya son creyentes
Sigue leyendo