Jornada antigua, jornada permanente. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo


Jornada antigua, jornada permanente

16 de noviembre de 2017

    Hay una página que siempre nos deja incómodos y hasta con mala conciencia cuando abrimos el Evangelio: “venid a mí, benditos de mi Padre, porque… tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme” (Mt 25,31-46). Aquellos primeros oyentes quedaron sorprendidos. Algunos de ellos estuvieron con el Maestro día y noche en los últimos tres años. Jamás le vieron como Él decía que estuvo sediento, hambriento, forastero, desnudo, enfermo, encarcelado. La pregunta no se dejó esperar: ¿cuándo te vimos así? ¿dónde? Y su respuesta fue fulminante: “cada vez que lo hicisteis con uno de éstos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis”.
Sigue leyendo

Ser contigo una gran familia. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo

Ser contigo una gran familia

9 de noviembre de 2017

    La familia es sin duda la institución y la realidad social más valorada por todos los españoles, especialmente en momentos en los que la crisis con todos sus mordientes, ha dejado su huella en tantas personas que lo están pasando realmente mal. Aparecen las cifras y los avances que afortunadamente se van dando en el ámbito macroeconómico, y es para alegrarse y nos alegramos de ello, pero es distinto cuando los titulares periodísticos y las proclamas políticas no te solucionan el problema del trabajo que no encuentras, o cuando en el propio hogar hay que sobrevivir con enormes sacrificios.
Sigue leyendo

La casa encendida de noviembre. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo

La casa encendida de noviembre

    En noviembre comienza el mes con flores en las manos. Es el homenaje que hacemos a los santos todos, entre los cuales estarán no pocos de nuestros difuntos. Todos los Santos es la fiesta de la canonización que Dios hace discretamente, teniendo por ara de sus elegidos el altar eterno de un cielo que no acaba. No son calabazas vacías con velas que se apagan, sino la belleza de una casa encendida cuya calidez nunca declina, ni se extingue su luz, estando como está habitada por el Dios de la Vida que junto a sus hijos allí adentrados gozan la paz que no termina. Si tuviera una paleta de colores acaso acertaría a describir con pinceles el ambiente de esta época tan nuestra. Si tuviera un pentagrama virgen, tal vez lo llenaría con las notas propias de la magia serena. Lo haré con mi pluma sobre el papel de esta carta semanal a vuelatecla. Tiene color malva noviembre, y su tono pastel pinta de morado el recuerdo que hacemos de quienes nos han precedido en la vida y en la fe. El camposanto cristiano es un cementerio, no una necrópolis. Los clásicos llamaban al lugar donde enterraban a sus difuntos precisamente así: necrópolis, ciudad de la muerte. Los cristianos tuvieron desde el principio este gesto piadoso no sólo de enterrar con toda dignidad a quienes morían, sino de venerar su memoria con las flores, las lágrimas y la oración.
Sigue leyendo

La esperanza cumplida triunfará. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo

La esperanza cumplida triunfará

Carta semanal. 5 de octubre de 2017

En estas líneas de mi carta semanal, muchos temas han ido apareciendo. Es un modo de acercarme a los católicos asturianos y a cuantos tengan a bien leerme. Una carta amistosa y fraterna, considerando asuntos diversos al hilo de nuestra tradición cristiana, temas eclesiales y diocesanos, culturales y sociales. En estos días era obligado decir algo ante lo que sucede en Cataluña, esa querida región de España. No lo hago en clave política, que no me corresponde, pero sí desde una preocupación ciudadana y mi responsabilidad pastoral ante algo que nos toca muy de cerca, cuando los hechos y sus antecedentes están basados en una calculada inmoralidad y una inaceptable ilegalidad.
Sigue leyendo

Cuentas de otoño, por la cuenta que nos tiene. Monseñor Jesús Sanz. Arzobispo de Oviedo.

Cuentas de otoño, por la cuenta que nos tiene

Carta semanal. 28 de septiembre de 2017

    Había pensado escribir sobre el tema que nos tiene a todos preocupados cuando hay una amenaza de ruptura en ciernes, de insidia colmada, de mucha mentira y demasiado tejemaneje con intereses inconfesados. El mensaje que acabamos de dar en la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, es lo que suscribo y a él me remito, pues estuve presente en su redacción. Hoy hablaré de otra cosa.
Sigue leyendo

Un mes especialmente florido y esperanzado

Un mes especialmente florido y esperanzado

Carta semanal. 4 de mayo de 2017

Comienza el mes de mayo, tradicionalmente dedicado a María. Ha coincidido este comienzo con la peregrinación diocesana que hacemos a Lourdes, acompañando la Hospitalidad de enfermos que cada año se allega a ese lugar tan especial y esperanzador. Allí estuve acompañando a estos hermanos enfermos y voluntarios un año más.
Sigue leyendo