III DOMINGO ADVIENTO. Mons. Francisco Cerro. Obispo de Coria-Cáceres.

DOMINGO TERCERO DE ADVIENTO

ESTAD ALEGRES

El protagonista principal del Adviento es el que viene en la noche para colmar todas nuestras esperanzas. Sin embargo hay también hombres y mujeres que preparan el camino del Señor y son claves los profetas, Juan Bautista, María que “le esperó con inefable amor de Madre” (Prefacio II de Adviento) .

El Jordán, como el desierto, como Belén, son lugares teológicos de los acontecimientos del Adviento y de la Navidad. Aquí la llamada es a una vivencia del Bautismo, como un cambio de mentalidad, de vida, capaz de lanzarnos a un servicio humilde, el servicio de la evangelización de la Redención desde “signos pobres” .
Sigue leyendo

Lectio divina III ADVIENTO T.O. -B- Juan 1,6-8. 19-28

Lectio divina

Domingo III Adviento. Ciclo B

Jn. 1.6-8. 19-28

17 Diciembre 2017


Tú eres la Luz, Señor,

el que nos sacas de nuestras oscuridades

del error y del pecado, porque eres la Verdad,

Tú eres nuestra salvación.

Ayúdanos a ver la oscuridad

y el pecado en nuestra vida,

lo que nos aleja de ti,

lo que nos impide vivir tu Vida.

Danos un corazón abierto

y haznos experimentar la alegría y la paz

que vienen de Ti,

y que seamos luz para nuestro mundo.
Sigue leyendo

II DOMINGO ADVIENTO. Mons. Francisco Cerro. Obispo de Coria-Cáceres.

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

CORAZÓN MISERICORDIOSO

El Señor viene como nuestra tierra prometida, donde queremos habitar y vivir. Tenemos que pasar por el desierto que, como nos repite la oración colecta, es el distanciamiento de las cosas que nos alejan de Dios.

El Adviento nos recuerda la cercanía de un Dios que sabemos que se viene a vivir con nosotros y que tenemos que acogerlo en humildad.
Sigue leyendo

Lectio divina II ADVIENTO T.O. -B- Marcos 1,1-8

Lectio divina

Domingo II Adviento Ciclo B

Mc. 1. 1-8

10 Diciembre 2017

Voy a escuchar lo que dice el Señor:

“Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos.”

La salvación está ya cerca de sus fieles,

y la gloria habitará en nuestra tierra.

La misericordia y la fidelidad se encuentran,

la justicia y la paz se besan;

la fidelidad brota de la tierra,

y la justicia mira desde el cielo.

El Señor nos dará la lluvia,

y nuestra tierra dará su fruto.

La justicia marchará ante é1,

la salvación seguirá sus pasos.
Sigue leyendo