Lectio divina. V T.O. -A- Matero 5,13-16

Lectio divina

Domingo V. Tiempo O. Ciclo A

Mt. 5. 13-16

5 Febrero 2017


0

Señor, me invitas a ser sal de la tierra,

Transfórmame y dame la capacidad

De amarte, y conocerte

Para vivir y transmitir tu Palabra.

Que sea mi vida sal,

Que sea mi vida luz,

Sal que sala, luz que brilla

En mi realidad de hoy.

TEXTO BÍBLICO Mt. 5. 13-16

    Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.

Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte.

Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.

Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.

1

La felicidad cristiana, quiere el Señor que se parezca a la sal: para dar sabor, para evitar la corrupción. La bienaventuranza de los cristianos, su dicha, quiere Jesús que se parezca a la luz: para disipar toda oscuridad y tenebrismo.

…Ciertamente, que hay muchas cosas desabridas en nuestro mundo que dejan un pésimo sabor, o se corrompen. E igualmente constatamos que en la historia humana, la remota y la actual, hay demasiadas cosas oscuras, apagadas, opacas. No es un drama de éste o aquél país, de ésta o aquélla época, sino un poco el fatal estribillo de todo empeño humano cuando está viciado de egoísmo, de insolidaridad, de aprovechamiento, de cinismo, de injusticia, de mentira, de inhumanidad…

La presencia cristiana en un mundo con tantos rincones desaboridos y oscurecidos, no es un alarde sabihondo. Los cristianos en tantas ocasiones hemos sido protagonistas o al menos cómplices de un mundo tan poco bienaventurado e infeliz.

Pero eso no es lo que pide el Señor en este evangelio…Nuestra indicación es: miradle a Él, mirad a la Luz, acoged la Sal. Es lo que dice Pablo en la 2ª lectura: he venido a vosotros a anunciaros el testimonio de Dios, no el mío, y lo he hecho no con ardid humano sino en la debilidad y el temor en los que se ha manifestado el poder del Espíritu (cfr. 2Cor 2,1-4).

Pero esa Luz y esa Sal que constituyen la Buena Noticia de Jesús, son visibles y audibles cuando se pueden reconocer en la vida de una comunidad cristiana, en la vida de todo cristiano.

…Jesús nos quiere felices, dichosos, bienaventurados, nos quiere con una vida llega de sabor y plena de luminosidad. Una luz que ilumina toda zona oscura, y una sal que produce un gusto de vida nueva. Es decir, una “luz salada” que puesta en el candelero de una ciudad elevada hace que el testimonio de Dios sea visible y audible, para que quien nos vea y escuche pueda dar gloria a nuestro Padre del cielo.

2

  • «Vosotros sois la sal de la tierra… Vosotros sois la luz del mundo»… pensemos en quienes tenía Jesús delante cuando decía estas palabras pescadores, gente sencilla… Pero Jesús les mira con los ojos de Dios, y su afirmación se comprende como consecuencia de las Bienaventuranzas: si sois pobres de espíritu, si sois mansos, si sois puros de corazón, si sois misericordiosos… seréis la sal de la tierra y la luz del mundo. (Papa Francisco)
  • La luz, para Israel, era el símbolo de la revelación mesiánica que triunfa sobre las tinieblas del paganismo. Los cristianos, nuevo Israel, reciben, por lo tanto, una misión con respecto a todos los hombres: con la fe y la caridad pueden orientar, consagrar, hacer fecunda a la humanidad. (Papa Francisco)
  • Todos nosotros, los bautizados, estamos llamados a ser en el mundo un Evangelio viviente: con una vida santa daremos «sabor» a los distintos ambientes y los defenderemos de la corrupción, como lo hace la sal; y llevaremos la luz de Cristo con el testimonio de una caridad genuina. (Papa Francisco)
  • El cristiano debería ser una persona luminosa, que lleva luz, que siempre da luz. Una luz que no es suya, sino que es el regalo de Dios, el regalo de Jesús. …Si el cristiano apaga esta luz, es un cristiano sólo de nombre, que no lleva la luz, una vida sin sentido. ¿Cómo queréis vivir como una lámpara encendida o como una lámpara apagada? Es Dios quien nos da esta luz y nosotros la damos a los demás. Ésta es la vocación cristiana. (Papa Francisco)
  • Sé luz para iluminar, sé sal para dar sabor y conservar». …hay que «volver» a Aquel «que te dio la luz y te dio la sal» y pedir auxilio al Señor para que «nos ayude a cuidar siempre esa luz, no ocultarla, convertirla en acción; y la sal, darla, lo necesario, lo que se necesite, pero entregarla». Si la sal se esparce «aumenta» y la luz «ilumina a mucha gente»: son estas «las buenas obras del cristiano». (Papa Francisco)

3

Tu Voluntad, Padre, creó para nosotros un nombre nuevo: SAL.

Esparcidos por los caminos van los que Cristo sazonó,

se han disuelto entre la tierra

y por ese nombre nuevo son sabor de Dios.

¿Quiénes son, que son pobres y enriquecen,

que son del mundo y no son?

Tú y yo somos los que Cristo sazonó.

Sois la sal de la tierra desabrida.

Sois la sal porque os he elegido Yo vosotros sois la sal.

En este mundo que está roto… ¿Qué puedes dar?

Cauteriza sus heridas,

haz tuyo su dolor y en su pena pon amor.

Porque os he elegido Yo vosotros sois la sal.

Con María… sois la sal,

como aquellos los primeros… sois la sal.

Porque os he elegido Yo vosotros sois la SAL.

4

  • Jesús da a conocer con dos imágenes audaces y sorprendentes lo que piensa y espera de sus seguidores. No han de vivir pensando siempre en sus propios intereses, su prestigio o su poder. Aunque son un grupo pequeño en medio del vasto Imperio de Roma, han de ser la “sal” que necesita la tierra y la “luz” que le hace falta al mundo.
  • Jesús no está pensando en una Iglesia separada del mundo, escondida tras sus ritos y doctrinas, encerrada en sí misma y en sus problemas. Jesús quiere introducir en la historia humana un grupo de seguidores, capaces de transformar la vida viviendo las bienaventuranzas.
  • La vida tiene sabor, pero nos puede resultar insulsa y desabrida. Una Iglesia que vive las bienaventuranzas contribuye a que la sociedad no se corrompa y deshumanice más. Los discípulos de Jesús que viven su evangelio ayudan a descubrir el verdadero sentido de la vida.
  • Hay un problema y Jesús se lo advierte a sus seguidores. Si la sal se vuelve sosa, ya no sirve para nada. Si los discípulos pierden su identidad evangélica, ya no producen los efectos queridos por Jesús. El cristianismo se echa a perder. La Iglesia queda anulada. Los cristianos están de sobra en la sociedad.
  • Lo mismo sucede con la luz. Los discípulos iluminan el sentido más hondo de la vida, si la gente puede ver en ellos «las obras» de las bienaventuranzas. Por eso, no han de esconderse. Con su vida han de aportar claridad para que en la sociedad se pueda descubrir el verdadero rostro del Padre del cielo.

     

5

  • ¿De qué manera en tu familia, en tu comunidad, en tu trabajo puedes ser sal y luz para los demás?, ¿con qué actitudes?
  • Esfuérzate en vencer el respeto humano, tu comodidad, tu indiferencia… y ser luz para los demás, manifestando clara y elocuentemente tu fe en el Señor Jesús.
  • ¿Qué va a cambiar en tu vida después de haber escuchado, reflexionado, compartido y rezado con esta Palabra? El Señor espera que cada uno de nosotros seamos sal y luz para los demás.
  • Acércate a alguna persona que por diversas circunstancias necesita encontrar la Luz y dar sabor a su vida.
  • Dejate llevar por el que es la Luz para resplandecer. Tú no eres la Luz, eres portador de la Luz. Siendo portador será como mejor podrás trasmitir la Luz.
  • En el Bautismo recibiste la Luz de Cristo del cirio pascual, y el celebrante dijo: “A vosotros, padres y padrinos, se os confía acrecentar esta luz. Que vuestros hijos, iluminados por Cristo, caminen siempre como hijos de la luz”. Es hora de empezar a dar gracias y vivir la dignidad de ser Cristiano, como Luz y Sal para los demás.

ser-Sal-ser-Luz

Secretariado de Catequesis de Cádiz y Ceuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s