CORDERO. Mons. Francisco Cerro. Obispo de Coria-Cáceres

CORDERO.

MONSEÑOR CERRO CHAVES

El Tiempo Ordinario nos viene a recordar que nuestra vida cristiana se vive en lo cotidiano, en la sencillez de cada día, en amar desde tantos días grises y situaciones como las que se presentan en nuestra vida cotidiana. La clave es el Amor que transforma lo ordinario en extraordinario y los días grises en una aventura novedosa de Amor con el Señor.

Para los judíos, el Cordero tan presente en el Belén y en sus tradiciones, nos recuerda el sacrificio en el Templo de Jerusalén para expiar los pecados del mundo. La novedad en el Nuevo Testamento es que ese Cordero, manso y humilde, es Jesús de Nazaret. Y había sido descrito por Isaías muchos siglos antes en el famoso escrito del Siervo de Yahvé: “Como cordero llevado al matadero, no abría la boca ante el esquilador” (Cf. Is 5 3).

Ha quedado en la Eucaristía, en el momento de acercarse a recibir a Jesús, estas palabras tienen un sabor y un contenido bíblico muy generoso: “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. No solo lo perdona, sino que lo quita, por eso la alegría de nuestra vida ordinaria es vivir el gozo de que Jesús es nuestro Salvador, el Cordero sin mancha ni pecado. Así, Marcos en su Evangelio, al narrar la Pasión de Cristo, coloca de fondo los sacrificios de los corderos en el Templo. Prácticamente, se vive el sacrificio de Cristo en la Cruz, los grandes momentos, cuando sube al Calvario, cuando grita tengo sed, cuando muere en la Cruz en la hora nona, con lo que se estaba realizando en el Templo de Jerusalén, para indicarnos que Jesucristo es el verdadero Cordero que quita el pecado del mundo y que da la vida, hasta el final, por Amor.

Este Jesús quita el pecado del mundo, lo hace llevándolo sobre sí, es decir, asume en su Corazón todos los pecados de la Humanidad, o sea, es el Cordero que lleva sobre sí el pecado del mundo, carga con la Cruz y su identificación con cada uno de nosotros, le lleva a entregar la Vida por Amor. Como Pastor por sus ovejas. Es el Cordero que quita el pecado del mundo.

Cordero-II-domingo-tiempo-Ordinario 

+ Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria-Cáceres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s