Lectio divina IV ADVIENTO -A- Mt 1,18-24

Lectio divina

Domingo IV de Adviento. Ciclo A

Mt. 1. 18-24

18 Diciembre 2016

0

Hija de Sión, alégrate

porque el Señor está en ti, salvador y rey

Álzate y resplandece porque viene tu luz,

sobre ti se alza la Gloria del Señor.

Mientras las tinieblas se extienden por la tierra

y yacen los pueblos en densa oscuridad.

Ya no será el sol tu luz en el día,

ni te alumbrará la claridad de la luna

porque el Señor será tu luz eterna

y tu belleza será tu Dios.

TEXTO BÍBLICO Mt.
1,18-24

    El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:

José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Enmanuel, que significa «Dios-con-nosotros».

Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

1

Estamos en el último domingo de adviento, ya en las puertas de la Navidad, y a nosotros se nos ha anunciado esta Buena noticia prometida antiguamente por los profetas.

No sólo… para Israel, sino para todos y para siempre, Yahvéh dejará de ser un Dios Altísimo (en cuanto lejano) para ser un Dios-con-nosotros, un Dios que ha querido acamparse en nuestro suelo, hablar nuestro lenguaje, pasear nuestras andanzas, sufrir nuestros dolores y gozar nuestros alegrones.

Si fuera sólo Dios pero no estuviese con nosotros, sería una divinidad tan lejana que sería inútil, y por lo tanto su salvación no nos interesaría ni nos serviría para nada.

Si estuviera con-nosotros pero no fuese Dios, estaríamos ante alguien “buena persona”, alguien “majo”, pero que no podría acceder a los entresijos de nuestro corazón y de nuestra historia, en donde nuestra felicidad se hace o se deshace.

Él es Dios y con-nosotros, es el Emmanuel. Ojala que descubramos que jamás molestamos a un Dios que ha querido amarnos hasta la convivencia, hasta la coexistencia, hasta ser-estar con nosotros.

Y ojala nos conceda tratarnos entre nosotros como somos tratados por Él: que acogiendo y contemplando al Emmanuel, al Dios-con-nosotros, podamos a nuestra vez ser también nosotros hermanos-entre-hermanos siendo verdaderamente hijos ante Él.

2

    En este cuarto domingo de Adviento, el Evangelio nos relata los hechos que precedieron el nacimiento de Jesús, y el evangelista Mateo los presenta desde el punto de vista de san José, el prometido esposo de la Virgen María. (Papa Francisco)

  • «Como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado». Hay que meditar estas palabras para comprender cuál fue la prueba que José tuvo que afrontar los días anteriores al nacimiento de Jesús. (Papa Francisco)
  • José siempre dejaba espacio para escuchar la voz de Dios, atento a los mensajes que le llegaban desde lo profundo del corazón y desde lo alto. No se obstinó en seguir su proyecto de vida, no permitió que el rencor le envenenase, sino que estuvo disponible para ponerse a disposición de la novedad que se le presentaba de modo desconcertante. (Papa Francisco)
  • Aceptándose según el designio del Señor, José se encuentra plenamente a sí mismo, más allá de sí mismo. Esta libertad de renunciar a lo que es suyo, a la posesión de la propia existencia, y esta plena disponibilidad interior a la voluntad de Dios, nos interpelan y nos muestran el camino. (Papa Francisco)
  • Dios irrumpe en las vidas de María y José y las “trastorna”. No obliga, seduce. Suscita el amor del hombre y entonces lo lleva por donde no hubiera soñado jamás… Cuando alguien se deja guiar por Dios, debe improvisar, y a pesar de la oscuridad de la fe, al final siempre brilla la luz. La actitud correcta es entonces el abandono en su voluntad. (Papa Francisco).
  • María y José se fían de Dios. Y a nosotros nos invitan a confiar más en su gracia que en nuestras cualidades, más en los planes de Dios que en los propios. No hay nada mejor que dejar que Él actúe en nuestras vidas. Dios sabe en cada momento lo que mejor nos conviene y desea dárnoslo a conocer. Confiemos más en el Señor. (Papa Francisco).
  • Nos disponemos a celebrar la Navidad contemplando a María y a José: María, la mujer llena de gracia que tuvo la valentía de fiarse totalmente de la Palabra de Dios; José, el hombre fiel y justo que prefirió creer al Señor en lugar de escuchar las voces de la duda y del orgullo humano. Con ellos, caminamos juntos hacia Belén. (Papa Francisco)

3

Ven, Señor Jesús, porque sin Ti ya no hay paisaje.

Ven, Señor Jesús, porque sin Ti no hay melodías.

Ven, Señor Jesús, porque sin Ti no encuentro paz, en nada.

Sin ti, mis ojos no brillan.

La vida es poca cosa sin Ti…

Ven, Señor Jesús, ven pronto a mi vida,

ven pronto, Señor, ven pronto.

Porque sin ti yo no quiero la vida, ya no canto con alma,

ya mis manos no sirven, ya no escucho latidos, ya no abrazo con fuerza,

mi corazón no se ensancha, mi sonrisa no espera.

Y todo sin Ti.

Nada vale la pena, porque sin ti ya no me llena nada.

Porque sin Ti todo suena vacío; sin Ti, todo me deja tristeza.

Porque sin Ti yo no respiro hondo.

Porque sin Ti todo me cansa.

Porque sin Ti me falta todo y me sobra todo,

todo sin Ti sin Ti.

Ven, Señor Jesús, ven pronto a mi vida,

ven pronto, Señor, ven pronto.

Porque, sin Ti, no me importa mi hermano, no me importa el que sufre,

Porque sin Ti mi corazón es de piedra a quien todo resbala,

acostumbrada a los pobres, acomodada en su casa,

sin jugarse la vida, sin gastarla por nada, sin gastarla por nada.

Ven, Señor Jesús, ven pronto a mi vida, ven pronto, Señor, ven pronto.

4

Mateo declara que llevará el nombre de «Emmanuel», «Dios-con-nosotros».

  • Contempla como es el camino de seguimiento a Jesús: abajamiento, humildad, servicio…
  • Dios está con nosotros. Cuando nadie nos comprende, él nos acoge. En momentos de dolor y depresión, nos consuela. En la debilidad y la impotencia nos sostiene. Siempre nos está invitando a amar la vida, a cuidarla y hacerla siempre mejor.
  • Dios está con nosotros. Está en los oprimidos defendiendo su dignidad, y en los que luchan contra la opresión alentando su esfuerzo. Y en todos está llamándonos a construir una vida más justa y fraterna, más digna para todos, empezando por los últimos.
  • Dios está con nosotros. Está en la vida y estará en la muerte. Nos acompaña cada día y nos acogerá en la hora final. También entonces estará abrazando a cada hijo o hija, rescatándonos para la vida eterna.
  • Dios está con nosotros. Esto es lo que celebramos los cristianos en las fiestas de Navidad: creyentes, menos creyentes, malos creyentes y casi increyentes. Esta fe sostiene nuestra esperanza y pone alegría en nuestras vidas.

5

  • ¿Qué puedes hacer para que tu relación con el Señor sea una relación de confianza, de docilidad y de apertura, como lo vivió José?, ¿qué hacer para estar más cerca del Señor, buscando que Él sea todo en mi vida?
  • ¿Cómo aplicas en tu vida la lección que te da San José de aceptación del plan de Dios, de respeto a María aunque no entendía lo que estaba pasando.
  • Intenta interpretar tu historia, la de tu familia y de la sociedad desde el proyecto de Dios y ayuda a otros a que lo descubran.
  • Crea y fomenta un ambiente de acogida y alegría. Y busca medios para paliar el sufrimiento de las personas que tienen carencias o necesidad de: un techo, alimentos, cercanía, consuelo…

Lectio-divina-domingo-iv-adviento-ciclo-a      Dara-a-luz-un-hijo-adviento-iv-a    Adviento-4-p-

Secretariado de Catequesis de Cádiz y Ceuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s