Lectio divina. T.O. XII. C. Lc 9,18-24

Lectio divina

Domingo XII T. O. Ciclo C

Lc. 9. 18-24

19 Junio 2016

053115_1842_Lectiodivin1.jpg

Tú, Señor, me dijiste: “Sígueme, si quieres”

desde entonces te sigo;

y si alguien me pregunta cómo eres,

respondo que eres rey y eres amigo.

Te sigo en la mañana, en el ocaso,

y bajo el sol del día.

Te sigo paso a paso,

en el amor, la pena y la alegría.

Te sigo cuando alumbras el camino,

te sigo cuando se hace noche oscura:

te sigo siempre, humilde peregrino,

hasta donde Tú quieras, mi Dios y amigo.

TEXTO BÍBLICO Lc. 9.18-24

    Una vez que Jesús estaba orando solo, lo acompañaban sus discípulos y les preguntó: «¿Quién dice la gente que soy yo?». Ellos contestaron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros dicen que ha resucitado uno de los antiguos profetas». Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Pedro respondió: «El Mesías de Dios».

    Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie, porque decía: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día».

    Entonces decía a todos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz cada día y me siga. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará.

053115_1842_Lectiodivin2.jpg

    El evangelista Lucas trata con cariño el tema de la oración en su evangelio: al insistir en cómo oraba Jesús está invitando a sus discípulos y a nosotros a que no olvidemos esta dimensión fundamental del cristiano: “es preciso orar sin desfallecer”.

    «¿Quién dice la gente que soy yo?». A Jesús no le interesa tanto lo que diga la gente, sino lo que los suyos digan de Él mismo, porque ellos serán los que después de la resurrección tendrán que anunciar al mundo quién es Jesús.

    Para Pedro y los suyos Jesús es “el Mesías de Dios“. Y esto es cierto, pero la identidad de Jesús no solo es gloria y resurrección, también es cruz. Por eso Jesús prohíbe a los suyos revelar su identidad solo desde el “mesianismo“. Después de oír a Pedro, Jesús completa su definición realizando el primer anuncio de la pasión. El hijo del hombre tiene que padecer y ser ejecutado…

    Jesús les formula esta invitación: “El que quiera seguirme…”Jesús invita porque sabe que a su lado podremos ser realmente felices. Pero no nos engaña. El caminar a su lado implica renuncia y sufrimiento. Uno no puede aceptar la cruz como una obligación pesada que nos asfixia. La cruz, el querer compartir el camino con Jesús se acepta libremente y por amor. ¿El premio? Ganar la vida.

053115_1842_Lectiodivin3.jpg

  • «Y vosotros, ¿quién decís que soy?». La pregunta de Jesús a sus discípulos alcanza, después de dos mil años, a cada uno de nosotros y pide una respuesta. Una respuesta que se encuentra en la experiencia de quien sigue de verdad a Jesús, con la ayuda de un «gran trabajador», el Espíritu Santo. (Papa Francisco)
  • Pedro respondió con firmeza: «Tú eres el Mesías». Y después de esta confesión probablemente se sintió «satisfecho dentro de sí: ¡he respondido bien!. Sin embargo, el diálogo con Jesús no termina así. En efecto, «el Señor comenzó a explicar lo que tenía que suceder». Pero Pedro no estaba de acuerdo con lo que había oído: no le gustaba ese camino proyectado por Jesús. (Papa Francisco)
  • También hoy Jesús «se dirige a nosotros y nos pregunta: para ti, ¿quién soy yo? ¿Quién es Jesucristo para cada uno de nosotros? ¿Quién es Jesucristo para mi? Y, también nosotros seguramente daremos la misma respuesta de Pedro, la que hemos aprendido en el catecismo: ¡Tú eres el Hijo de Dios vivo, Tú eres el Redentor, Tú eres el Señor! (Papa Francisco)
  • Jesús a Pedro y a sus discípulos no les dijo: ‘¡Conocedme!’, sino que les dijo: ‘¡Seguidme!’. Y en este seguir a Jesús nos hace conocerle. Seguir a Jesús con nuestras virtudes, y con nuestros pecados, pero seguirle siempre. No es un estudio de cosas, que es necesario, sino una vida de discípulo. (Papa Francisco)
  • Para conocer a Jesús se necesita un encuentro cotidiano con Él, todos los días, con nuestras victorias y nuestras debilidades. Es un camino que no podemos recorrer solos. Es necesaria la intervención del Espíritu Santo (Papa Francisco)
  • Jesús escogió el único camino que conduce al corazón del hombre: la solidaridad con todos los empobrecidos de la tierra. Este fue el camino de Jesús y éste tiene que ser el nuestro si queremos estar con Él y seguirle. Intentar seguir a Jesús desde la instalación, la falta de compromiso… es un camino falso.

053115_1842_Lectiodivin4.jpg

Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.

Porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
mi alma está unida a ti,
y tu diestra me sostiene.

053115_1842_Lectiodivin5.jpg

  • Vosotros, quién decís que soy yo? Si dejamos apagar nuestra fe en Jesús, perderemos nuestra identidad. No acertaremos a vivir con audacia creadora la misión que Jesús nos confió; no nos atreveremos a enfrentarnos al momento actual, abiertos a la novedad de su Espíritu.
  • Jesús es el “Mesías de Dios”, el Enviado del Padre. ¿Sabemos los cristianos acoger, cuidar, disfrutar y celebrar este gran regalo de Dios? ¿Es Jesús el centro de mi vida, de nuestras celebraciones, encuentros y reuniones? ¿Quién es hoy Jesús para los cristianos?
  • Jesús es “Hijo de Dios”. Él nos puede enseñar a confiar más en su bondad de Padre, a escuchar con más fe su llamada a construir un mundo más fraterno y justo para todos. ¿Estamos descubriendo el verdadero rostro de Dios encarnado en Jesús? ¿Sabemos anunciarlo y comunicarlo como una gran noticia para todos? No es cuestión de palabras, es cuestión de vida. Con la vida se anuncia a Jesús.
  • Llamamos a Jesús “Salvador” porque tiene fuerza para humanizar nuestras vidas, liberar nuestras personas y encaminar la historia humana hacia su verdadera y definitiva salvación. ¿Es ésta la esperanza que se respira entre nosotros? ¿Es ésta la paz que se contagia desde nuestra persona, nuestros grupos o comunidades?
  • Confesamos a Jesús como nuestro único “Señor”. Pero, ¿ocupa Jesús realmente el centro de nuestras vidas? ¿lo ponemos por encima de todo y de todos? ¿Somos de Jesús? ¿Es él quien nos anima y hace vivir?

053115_1842_Lectiodivin6.jpg

  • Pregúntate ¿quién es Jesús para mí, qué significa en mi vida? Habla con Él. Esta puede ser hoy tu oración.
  • El Señor hoy, una vez más, te invita a seguirle… a compartir su camino, a dejar que Él te acompañe en tu camino. ¿Qué le dices?
  • Como Jesús hemos de curar la vida, aliviando el sufrimiento acogiendo, escuchando… ¿qué gestos o palabras de aliento te propones para los excluidos, necesitados…
  • Emprende alguna acción en tu vida que muestre a los demás quien es Jesús es para ti. Tu entrega, acogida, misericordia, perdón, escucha… pueden ser acciones para mostrarlo. Busca la mejor para ti

QUÍEN ES JESÚS PARA TI

Secretariado de Catequesis de Cádiz y Ceuta

2 thoughts on “Lectio divina. T.O. XII. C. Lc 9,18-24

  1. Buenos Dias! primero que nada gracias por este aporte que nos brindan y ayudan al crecimiento espiritual…yo soy catequista y coordinadora de un humilde barrio de la provincia de Córdoba Argentina…y siento esta comunidad cada ves mas desunida e individualista … por esta razon estoy organizando un retiro para los catequistas …con el propósito de lograr mas unidad y trabajo en equipo y mas solidariosi uds pudieran aportarme alguna ayuda seria fantastico gracias!!GRACIELA HOLY esa es mi parroquia se llama NUESTRA SEÑORA DEL TRABAJO DE VILLA EL LIBERTADOR CÓRDOBA.

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

  2. Hermanos mios en Cristo Jesús, tanta sabiduria da Dios al hombre.Glorifico al Señor por eso, que hermosa reflexión, veraderamente muy instructiva, personalmente me ayuda a crecer cada dia en la fé.Es así que el Señor hoy me invita a seguir cargando su cruz con más entrega cada dia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s